SESAN participó en presentación de resultados del programa SEGAMIL en Totonicapán

Personal técnico de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional -SESAN-, de los municipios de Totonicapán, Santa María Chiquimula, Santa Lucía La Reforma y Momostenango, en Totonicapán, participaron en el de cierre del programa de Seguridad Alimentaria Enfocado en los Mil Días -SEGAMIL,  implementado por la Asociación de Desarrollo Integral para el Occidente –ADIPO- y Catholic Relief Services -CRS-, con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional -USAID-.

La población atendida por el programa SEGAMIL fueron familias con niños menores de dos años y mujeres embarazadas, con el objetivo de prevenir la desnutrición crónica, informó Esaú Guerra, delegado departamental de SESAN en Totonicapán.

Indicó que durante las reuniones  municipales  de cierre del programa se dieron a conocer los resultados alcanzados durante los seis años de ejecución del programa en los cuatro municipios mencionados.

Las intervenciones se llevaron a cabo en los siguientes componentes: organización comunitaria y gestión de riesgos, donde se contó con el apoyo para el fortalecimiento de las Comisión Comunitaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional -COCOSAN- y los grupos focales de sitios centinela, así como las Comisiones Locales de Gestión de Riesgos -COLRED-. También se realizaron diagnósticos rurales participativos y  planes de desarrollo comunitario, con el involucramiento de actores claves de las comunidades, para el análisis de los problemas y toma de decisiones,  y se elaboraron mapas de riesgo  a la  inseguridad alimentaria.

Asimismo se evaluó el componente de salud materno infantil, donde  se capacitó a los líderes  voluntarios de salud en reconocimiento de las señales de peligro y búsqueda de los servicios de salud para recibir las intervenciones de la ventana de los mil días, evaluación nutricional a través de peso y talla, educación para el cambio de comportamiento,  alimentación complementaria, alimentación de la embarazada, lavado de manos, saneamiento ambiental y  agua segura para el consumo,  entre otros.

En el componente de Agricultura y Recursos Naturales,  se organizaron las Escuelas de  Campo de Desarrollo Integral -ECADI- , para impulsar acciones que permitan mejorar la disponibilidad de alimentos, como producción de hongos  ostras, establecimiento de parcelas demostrativos de frijol, producción de hortalizas, dotación de silos para el almacenamiento de granos básicos y dotación de Algibes, es decir, estructuras para almacenar agua de lluvia para cosechas, botiquines pecuarios y sistemas agroforestales.

Asimismo se fortaleció a los gobiernos municipales con  la creación de las Oficinas Municipal de Seguridad Alimentaria  -OMSAN-,  y Oficinas Técnicas de Agua y Saneamiento  -OMAS-, así como las Direcciones Municipales de la Mujer y las Unidades Técnicas Agrícolas Municipales -UTAM-,  a quienes  se les capacitó y se les entregó equipo y mobiliario de oficina para su funcionamiento.

Finalmente en el  Componente de Asistencia Alimentaria, se  las familias que fueron intervenidas por el programa SEGAMIL, se les dio asistencia alimentaria a cada dos meses con raciones de alimentos  que contenían CSB (mezcla nutritiva de harina de maíz y soya), maíz, frijol y aceite comestible.

Las instituciones que integran las COMUSAN como MSPAS, MAGA, SESAN y municipalidades, acordaron dar el seguimiento  y acompañamiento a los procesos de capacitación y asistencia técnica implementados por el programa SEGAMIL, agradeciendo el apoyo que dieron durante los seis años de su ejecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.