SESAN coordina con la cooperación para garantizar la SAN en el marco del SIVESNU

El secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Juan Carlos Carías, se reunió con Mireya Palmieri del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá -INCAP- y Baudilio López, de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional -USAID-, para coordinar el trabajo conjunto de las instituciones en el marco del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Salud y Nutrición -SIVESNU-.

Este sistema permite analizar datos poblacionales a nivel nacional y la recolección de información sociodemográfica, estado nutricional, salud materna, alimentación y salud infantil, así como la participación en programas sociales, consumo diario de alimentos fortificados y nivel de fortificación de alimentos.

“La información que puede generar este sistema para SESAN es vinculante, sobre todo porque es sistemática y se hace anualmente, lo que permite tomar decisiones en la readecuación o reorientación de las acciones y estrategias de intervención en conjunto. Además, coadyuva al objetivo de tener un sistema de información integrada”, puntualizó el secretario de SESAN.

El SIVESNU realiza una vigilancia activa anual a nivel nacional desde 2014, que incluye entrevistas, antropometría, muestras biológicas y de alimentos, con un proceso de transporte y almacenamiento, que permiten analizar datos poblacionales a nivel nacional.

Palmieri, expresó: “Este sistema genera datos que le permitirán a SESAN orientar decisiones en la coordinación interinstitucional con los diferentes ministerios e instituciones que integran el Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional y pedir rendición de cuentas a diferentes instancias del sector privado que son responsables de la fortificación de alimentos”.

La población objetivo del SIVESNU son niños menores de cinco años, adolescentes y mujeres en edad fértil a quienes se les entrevista y evalúa su peso, talla y presión, también se les mide la circunferencia de la cintura y cadera, para evaluar riesgo de padecer anemia y enfermedades como diabetes o sobrepeso. Asimismo se toman muestras de alimentos para verificar que contengan harinas fortificadas, yodo y vitamina A.

En la reunión se abordó también la importancia de la comunicación para el cambio de comportamiento a nivel del hogar, para que las familias cuenten con información sobre cómo una alimentación adecuada puede prevenir la desnutrición crónica, el sobrepeso y la obesidad, que ocasionan enfermedades crónicas no transmisibles que disminuyen la calidad y esperanza de vida.

La actividad contó con la participación de los directores de SESAN: Oscar Flores, de Comunicación e Información; Sergio Hugo González, Fortalecimiento Institucional; Julissa Cifuentes, Cooperación Externa y Otto Velásquez, de Planificación, Monitoreo y Evaluación, así como Juan Roberto Mendoza, también de esa dirección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.