Voluntarias reciben diploma por la “Validación de tarjetas de crecimiento para niños menores de dos años”

“Agradezco la oportunidad de poder servir a otras mujeres madres que como yo, esperan que sus hijos puedan crecer sanos y bien alimentados”, expresó Santa García, de la comunidad Xemanzana, durante el cierre del proyecto piloto “Validación de las tarjetas de promoción de crecimiento de niños menores de dos años”, en Cunén, Quiché.

Un total de 16 madres voluntarias de San Antonio, Trigales, Xetzac, Xequiquel, San Siguán y Xemanzana, del municipio de Cunén, Quiché, recibieron un diploma por su participación en el proyecto piloto de validación de técnicas de consejería para el buen crecimiento y desarrollo de los niños menores de dos años a nivel comunitario, el cual contó con la participación de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional -SESAN-; Programa de Salud Materno Infantil de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional – USAID-; Save The Children; y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia -UNICEF-.

Karin Medrano, nutricionista de SESAN, agradeció a las madres voluntarias por aceptar el reto de participar en los talleres de capacitación, en los que conocieron las mantas y tarjetas de crecimiento, para alimentar mejor a los niños menores de dos años y generar un cambio de comportamiento.

También presentó un resumen de las actividades realizadas este año, como parte del plan piloto y resaltó que las voluntarias brindan también consejerías familiares, dirigidas a padres, abuelos, tíos y hermanos mayores de los niños menores de dos años, para que conozcan sobre la importancia de la lactancia materna y la alimentación complementaria de los menores.

Lyuva Hernández, representante del delegado departamental de SESAN en Quiché, resaltó el trabajo del personal técnico de la Secretaría para dar acompañamiento a las voluntarias y a las madres, por su interés de monitorear y dar seguimiento a las madres que recibieron la consejería.

Santiago García, líder comunitario, destacó el hecho que por primera vez se tomó en cuenta a las familias en las capacitaciones de las consejeras, lo cual resaltó, permitirá el cambio de comportamiento a nivel comunitario.

Cecilio Ovando de SESAN, refirió que la meta, luego del éxito de este plan piloto es poder implementarlo en otros departamentos.

Finalmente, el presidente de la Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional -COMUSAN- y miembro de la corporación municipal, Rosalío Sucuquí, agradeció a SESAN, Save The Children, Unicef y todos los socios que apoyaron las capacitaciones, ya que contribuirán a la salud integral de las comunidades beneficiadas.

Las madres voluntarias que brindan consejería se guían en las tarjetas de promoción de crecimiento de los niños menores de dos años y dan seguimiento a la puesta en práctica de los consejos que brindan durante sus visitas.

Las tarjetas de promoción del crecimiento tienen pertenencia cultural y las consejerías se brindan en el idioma materno de las madres de los niños de cero a veinticuatro meses, con el objetivo de prevenir la desnutrición crónica.

Entre las principales recomendaciones de las madres voluntarias está dar lactancia materna a los niños menores de dos años y explicar las técnicas adecuadas para dar el pecho, así como la importancia que tiene ésta práctica para el desarrollo físico, mental y emocional de los menores de dos años.

Las madres que recibieron la consejería fueron seleccionadas luego de una jornada de medición de los niños menores de dos años, por medio de la manta de crecimiento y el infantómetro, dependiendo de la edad del menor, en la que se detectó que no estaban en los niveles adecuados de crecimiento, por lo que recibieron atención individual o familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *