Importancia del maíz y frijol en la dieta de los guatemaltecos

La política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional dentro de sus ejes programáticos contiene el aprovechamiento biológico de los alimentos, con el propósito de promover y facilitar un estado de bienestar físico y biológico en la población, que le permita aprovechar eficientemente las sustancias nutritivas de los alimentos ingeridos.

Según la nutricionista Karin Medrano, de SESAN, los alimentos locales que principalmente forman parte de la alimentación de los guatemaltecos son el frijol y el maíz. Las guías alimentarias para Guatemala los recomiendan diariamente, porque son muy sustanciosos, dan energía y al mezclarlos en 70 partes de maíz y 30 de frijol, es decir 2 cucharadas de frijol por una tortilla, crean una complementación proteica beneficiosa para el cuerpo humano, ya que le proporciona una mejor calidad de proteína a la dieta, que debe ser complementada con frutas y verduras para llenar los requerimientos nutricionales.

Mario Paiz, técnico de evaluación de SESAN, comenta que una planta silvestre llamada teosinte dio origen al maíz, esta es una variedad rudimentaria que a través de una recombinación genética originó lo que hoy conocemos como el cultivo del maíz, pasando luego por los mayas que se especializaron en su cultivo. Del frijol se habla desde hace aproximadamente 6 mil años, el cual crece en forma silvestre y luego fue adoptado por nuestros antepasados y exportado por los primeros colonizadores y comerciantes a otros países de Europa en donde se le cultiva desde el siglo XVI.

Paiz también señala que de acuerdo con el informe mensual sobre la reserva y precio del maíz y frijol del productor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO-, al mes de septiembre de 2017 el precio del quintal de maíz blanco es de Q 107.00 y el del quintal de frijol negro es de Q 411.00, los cuales han tenido una disminución con relación al mismo mes durante los últimos cinco años, situación que muestra una mejora en las reservas de maíz de las familias en todas las regiones del país.

En Guatemala hay 14 diferentes zonas de cultivo y el maíz se adapta a todas ellas, dependiendo de su cultivo sobre el nivel del mar, produce diferentes tipos y calidad de maíz. Mientras tanto, el frijol se cultiva en todo el país, mayoritariamente en Petén y en la región Sur Oriente, las mayores abastecedoras del país.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación -MAGA- cuenta con estadísticas desde hace varios años, en las que se pueden ver las cantidades de producción de maíz y frijol que se producen cada año. Según proyecciones de SESAN con base en los datos del MAGA hasta 2015, si todo sigue como hasta el momento, se espera una producción de maíz más de 41 millones de quintales y de más de 6 millones y medio de quintales de frijol para este 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.