Presentan informe de la situación SAN en Guatemala, con énfasis en la desnutrición crónica

El secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, German González, participó este viernes en la presentación del informe final de la revisión de la Estrategia de la Situación de Seguridad Alimentaria y Nutricional en Guatemala, con énfasis en la desnutrición crónica y sus determinantes, elaborado por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales –ASIES-.

El estudio tiene como objetivo general, proveer al gobierno de Guatemala, cooperación internacional y sociedad en general, recomendaciones que contribuyan a mejorar la ejecución de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica 2016-2020 y fortalecer los esfuerzos para atender la seguridad alimentaria y nutricional en el país.

German González, secretario de SESAN, señaló: “es un trabajo realizado en conjunto con el Programa Mundial de Alimentos -PMA- y ASIES, para tener una idea clara de cómo funciona el Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional y cuáles son las perspectivas que tenemos para seguir implementando la reducción de la desnutrición crónica en Guatemala”.

Es importante mencionar que tenemos retos en la institucionalidad pública para trabajar como nación y que los servicios públicos lleguen a toda la población, sobre todo a los niños menores de dos años. El estudio hace un análisis teórico profundo, que refleja el actuar del SINASAN, para que nos permita implementar rápidamente las recomendaciones dentro de las instituciones comprometidas con el tema”, finalizó González.

Sobre los resultados del diagnóstico y recomendación, Eduardo Stein, experto senior de ASIES explicó: “nos pidieron un análisis independendiente para señalar cómo estamos, qué es necesario hacer y de qué manera hacerlo, para mejorar las condiciones nutricionales del país en áreas presupuestarias administrativas, técnicas, científicas, educativas y culturales”.

Hay varias recomendaciones de tipo legal y administrativo, tenemos un mundo de leyes que se contradicen entre sí y eso hay que unificarlo para tener un involucramiento más activo de las autoridades municipales, es indispensable y también tener un reflejo presupuestario muy claro de la prioridad política que se le ha dado al tema de la reducción de la desnutrición crónica en Guatemala”, puntualizó el doctor Stein, entre sus principales recomendaciones.

Por aparte Miguel Barreto, director regional para América Latina y el Caribe del PMA comentó: “lo más importante es que el diagnóstico fue elaborado por un ente independiente como un aporte al Estado de Guatemala, para que pueda alinear su plan a la consecución del objetivo de desarrollo sostenible, número dos, que es el hambre cero, por los próximo 20 años”.

Este informe final pretende constituirse en un elemento de revisión de las políticas públicas y una herramienta para todos los sectores que trabajan en seguridad alimentaria y nutricional, para identificar las áreas que demandan mayor atención y alcanzar las metas de país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.