Asistencia técnica agroforestal, atiende hambre estacional

Con el objetivo de prevenir y afrontar los efectos negativos de eventos climáticos extremos, como sequías e inundaciones, que atenten contra la disponibilidad y acceso a los alimentos a nivel familiar, el Plan de Respuesta para la Atención del Hambre Estacional 2017, contempla en sus líneas de acción la asistencia técnica agropecuaria y forestal, tema delegado al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación –MAGA-.

Estas acciones son dirigidas a agricultores de infra y subsistencia del área rural, quienes trabajan parcelas pequeñas, no producen lo suficiente para el consumo familiar y están expuestos a situaciones de pobreza, inseguridad alimentaria y pérdida de cultivos de granos básicos, debido a la ocurrencia y recurrencia de eventos climáticos extremos.

Como ente coordinador del plan de respuesta al hambre estacional en Guatemala, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-, acompaña y monitorea estas acciones, identificando junto a otros actores locales hacia donde debe ir dirigida la asistencia técnica al sector agrícola.

Las acciones que se impulsan en este tema son: fortalecer las capacidades productivas de los hogares durante el período de hambre estacional, para incrementar la disponibilidad y el acceso a los alimentos en el hogar, mediante las siguientes acciones:

• Aplicación de buenas prácticas de manejo del agua para la producción agropecuaria, incluyendo cosecha y riego.
• Conservación de suelos
– Curvas de nivel
– Barreras vivas
– Barreras muertas
– Acequias de ladera
– Establecimiento y manejo de sistemas agroforestales.
– Siembra de árboles de rápido crecimiento, en contorno
– Huertos familiares
– Protección de fuentes de agua
– Capacitación en temas agropecuarios, gestión del agua, resiliencia y manejo de microcuencas.

Reinaldo Linares, extensionista de desarrollo rural del MAGA, en el municipio de Quezaltepeque, Chiquimula, explicó las experiencias y retos en el tema: “es importante la capacitación a agricultores, tienen que estar conscientes que deben realizar prácticas novedosas para poder convivir con el cambio climático, otro tema importante es la sensibilización, para que comprendan que las condiciones que se tienen son el resultado de algunas malas prácticas en el campo”.

El tema se refuerza con un sistema de monitoreo de cultivos, que tiene el propósito de proveer información a los tomadores de decisiones, sobre la situación de los cultivos de maíz y frijol; además, se genera información respecto a los precios de esos granos básicos; esta información se presenta en un boletín mensual.

El monitoreo lo realiza una mesa técnica, en la que participan representantes del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología –INSIVUMEH-; Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación –MAGA-; Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN-; SESAN; la Red de Sistemas de Alerta Temprana para la Hambruna (FEW SNET), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.