“Crecer Sano”, una iniciativa del Banco Mundial para prevenir de la desnutrición crónica en Guatemala

6a0204a04b879df6730b0b6c76203f1a_XLCrecer Sano, busca la reducción de la desnutrición infantil en el país, por medio de la estrategia impulsada por el Gobierno de Guatemala, a través de los componentes de inversión en infraestructura y provisión de servicios al primer nivel de atención en salud, proyectos de agua y saneamiento y procesos de gobernanza intersectorial e interinstitucional.

Consultores del Banco Mundial dieron a conocer el “Marco de Presentación para Pueblos Indígenas” y los resultados de la evaluación sociocultural realizada durante los dos últimos meses.

Invitamos a representantes y autoridades de los pueblos indígenas de Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz y Chiquimula, para presentarles la propuesta del proyecto Crecer Sano, recibir retroalimentación y tomar acuerdos con relación a los procedimientos y contenidos del “Marco para Planificación de Pueblos Indígenas” del Banco Mundial y contar con un instrumento construido en campo y validado a nivel nacional”, comentó Diana Pizarro, especialista Social Sénior del Banco Mundial.

Rafael Salinas, subsecretario técnico de SESAN, detalló “se elaboró un listado de compromisos que adquiere el Gobierno y que deberán enmarcarse en la implementación de la estrategia nacional de prevención de la desnutrición crónica; así como, los compromisos de participación de las comunidades lingüísticas de los departamentos focalizados”.

El comisionado presidencial para reducción de la desnutrición crónica, Andrés Botrán, resaltó, “de los problemas que afronta Guatemala, la desnutrición infantil es uno de los más graves, deja secuelas generacionales y es una de las injusticias que no podemos permitir, infortunadamente los números no han cambiado y eso es lo que necesitamos que pase, Guatemala está preparada para lograrlo”.

Ricardo Cac, representante de la Autoridad Ancestral de Alta Verapaz, resaltó: “falta profundizar en el proyecto con los diferentes actores de cada comunidad, relacionados con los temas de salud y ambiente, vemos positivo que se nos tome en cuenta para una consulta de esta naturaleza”.

Por aparte la representante de la Confederación de Mujeres, Isabel Chávez, comentó las propuestas del sector, “planteamos que el proyecto se realice y analice por comunidad lingüística, y lo más fundamental, el seguimiento y monitoreo para su verificación con actores que tienen incidencia y toma de decisiones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.