El secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, German González, participó este martes en la presentación de resultados de la evaluación del programa Comunitario Materno Infantil de Diversificación Alimentaría –PROCOMIDA-, ejecutado por Mercy Corps, con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional –USAID-, durante el período 2009 al 2015 en Alta Verapaz.

La evaluación de impacto de PROCOMIDA fue realizada por el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), que proyectó resultados positivos en los componentes del programa con efectividad en la estrategia preventiva en los primeros mil días de vida, raciones de alimentos y comunicación para el cambio de comportamiento, mejorando los conocimientos y prácticas de alimentación, higiene y salud en las familias beneficiadas.

Durante su intervención el secretario de SESAN, German González resaltó, "-PROCOMIDA-, fue para todos una lección aprendida sobre muchos temas en Alta Verapaz, departamento que presenta un índice de desnutrición crónica de 50% en niños menores de 5 años y que en los últimos seis años redujo 8 puntos porcentuales, periodo que coincide con la implementación de , -PROCOMIDA-”.

Aplaudimos el esfuerzo de USAID, IFPRI, por tener una evaluación de impacto de un programa tan importante en Alta Verapaz, con efectos significativos en niños menores de cinco años y que dejó muchas lecciones aprendidas sobre todo de cómo reducir la desnutrición crónica”, puntualizó González.

Rafael Velásquez, director de Mercy Corps Guatemala comentó, “estamos muy orgullosos, como podemos ver tenemos una evaluación externa de IFPRI que demuestra que -PROCOMIDA- tuvo un impacto positivo reduciendo la desnutrición crónica durante su implementación en las zonas de influencia en Alta Verapaz, todo esto no hubiera sido posible sin el acompañamiento de SESAN como un aliado estratégico”.

Sobre el uso de los resultados el titular de la SESAN explicó: “analizaremos las publicaciones de la evaluación, la que en principio permite confirmar que los programas que implementa el Gobierno de Guatemala a través de la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica, son los adecuados para reducir de forma acelerada este flagelo en el país”.

Según resultados, PROCOMIDA tuvo presencia en mil 180 comunidades de Alta Verapaz atendiendo a cerca de 61 mil beneficiarios y su objetivo principal fue mejorar el estado nutricional y la salud de mujeres embarazadas, mujeres lactantes y niños menores de dos años, promoviendo varios componentes de acción, como asistencia alimentaria, comunicación para el cambio de comportamiento y lactancia materna exclusiva.

 

 

Como parte del acercamiento con la Agencia de Cooperación Japonesa –JICA-, el secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional, German González, participó en el simposio "Desarrollo Rural Sostenible Mediante el Enfoque de Mejoramiento de Vida", el cual detalla una metodología que permite a las poblaciones desarrollarse de una forma más rápida y adecuada.

Este espacio de capacitación forma parte de un programa educativo permanente que el gobierno japonés pone en práctica a nivel mundial desde 1949 y que promueve la metodología mejoramiento de vida.

Basados en este método Japón obtuvo resultados positivos en un periodo de 11 años, cambiando el nivel de vida y económico de sus habitantes posicionándolos como una potencia mundial en desarrollo económico.

En este sentido el secretario de SESAN, explicó: “después de una experiencia tan difícil como una guerra mundial, Japón supo trasladar su experiencia de mejoramiento de vida comunitaria a través de cursos de capacitación que ahora se desarrollan en Guatemala para su implementación a través del extensionismo agrícola”.

“Sabemos que el extensionismo agrícola es la primera puerta para el desarrollo comunitario utilizando un método que permite mejorar el nivel de vida de las comunidades de una manera participativa, desde el nivel comunitario hasta el nivel nacional”, expresó González.

Las experiencias positivas de esta metodología son trasladadas a técnicos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación y las secretarías de Seguridad Alimentaria y Nutricional y de Planificación y Programación de la Presidencia, quienes tienen la responsabilidad de replicarlas a nivel comunitario en Guatemala.

 

Ante el sismo de gran magnitud que se registró la madrugada de este miércoles, sensible en gran parte del territorio guatemalteco, principalmente en los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu y Sololá, las delegaciones de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN- se encuentran a disposición de los Centro de Operaciones de Emergencia -COE.

Dichos centros son encabezados por las gobernaciones departamentales, su principal objetivo es coordinar acciones de monitoreo de daños e identificación de familias que puedan estar en riesgo de inseguridad alimentaria y nutricional, en este caso, a raíz del movimiento telúrico registrado la madrugada de este miércoles.

Desde tempranas horas equipos de colaboradores de la SESAN respondieron a la convocatoria para integrarse al COE y recibir instrucciones para el levantado de información de daños en infraestructura de edificios gubernamentales, principalmente del sector salud y educación.

Martha Calderón, delegada de Sololá, informó que permanecen en apresto ante cualquier emergencia y realizan una evaluación de daños con el apoyo de varias organizaciones y el Ejército de Guatemala. “A nivel comunitario ya evaluamos con nuestros Comités Comunitarios de Seguridad Alimentaria y Nutricional –COCOSAN- y monitoreamos telefónicamente en las organizaciones, mientras se suspendieron las clases y algunas actividades de campo”, expresó.

Jorge Chavarría delegado de San Marcos, indicó: “desde horas de la madrugada fuimos notificados para tomar acciones por medio del COE. Nuestro rol como ente coordinador de todo el sistema de seguridad alimentaria y nutricional es permanecer disponibles a brindar cualquier atención que se pueda suscitar, luego de las primeras 72 horas que serían responsabilidad de la CONRED. Nosotros entraríamos a brindar cualquier apoyo en el tema de asistencia alimentaria y acompañamiento en albergues”, refirió.

Según Sergio Escobar, delegado del departamento de Retalhuleu, permanecen en alerta en el COE desde las 8:00 de la mañana, a la espera de recibir instrucciones, ya que primero se realizará un recuento de daños. La reunión se realiza en el Comando Sur, ya que el acceso fue restringido al edificio de la Gobernación Departamental, debido a que sufrió daños en su infraestructura.  

Julio Aceituno, delegado de Quetzaltenango informó: “estamos a disposición para atender el llamado cuando nos sea requerido por las entidades. Las instrucciones que tenemos como parte del COE a nivel departamental, consisten en apoyar en la atención de raciones de alimentos para familias afectadas, luego de realizar una evaluación de daños y pasadas las primeras 72 horas”.

La madrugada de este miércoles se registró un sismo de 6.6 grados, que sacudió gran parte del territorio nacional. Según el INSIVUMEH, el movimiento telúrico se registró a las 1.29 horas con epicentro a 156,3 km al oeste de la capital, el cual fue más sensible en el departamento de San Marcos.

 

 

 

Con el objetivo de analizar el comportamiento de las variables climáticas relacionadas con la seguridad alimentaria y nutricional en Guatemala, durante el período junio-agosto de 2017, este martes se desarrolló la reunión del Comité de Pronóstico en SAN, en la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-

Perspectivas climáticas, situación de los cultivos de maíz y frijol, precios de los granos básicos a nivel nacional, sala situacional de la desnutrición aguda y presentación del informe de avances de la asistencia alimentaria a familias vulnerables a la InSAN, fueron los temas abordados en la jornada de trabajo.

Durante la cita, se realizó también la actualización del pronóstico en SAN para el siguiente trimestre del año, en donde se prevé una canícula prolongada a finales de julio, que podría afectar principalmente a pequeños agricultores del corredor seco del país.

Juan Roberto Mendoza, coordinador del comité, detalló: “analizamos los temas relacionados con la seguridad alimentaria y nutricional en el país, clima, cultivos, precios de granos básicos, situación de la desnutrición aguda, insumos que nos sirven para elaborar la actualización del pronóstico para los meses de junio, julio y agosto”.

Según datos proporcionados por el INSIVUMEH, junio continuará con presencia de lluvia y a partir del 10 de julio inicia la canícula, que de acuerdo a pronósticos, se podría extender de 20 a 30 días, ocasionando daños en el rendimiento de los cultivos de granos básicos como maíz y frijol”, puntualizó Mendoza.

Sobre los precios de los granos básicos a nivel nacional, se menciona que la tendencia actual es hacia el incremento en el maíz y frijol de acuerdo a la estacionalidad de los cultivos, ya que Guatemala se encuentra en un período donde ya no existe la producción de estos granos, sino al consumo y comercialización de alimentos almacenados.

“Cuando se reanude la producción de estos cultivos en agosto y septiembre se espera que los precios tiendan a bajar, sin embargo, el frijol mantiene un precio alto en comparación a los últimos años”, expresó Roberto Mendoza.

El informe del Pronóstico en SAN que se actualiza de manera trimestral, es aprobado por la SESAN, sirve de insumo para la toma de decisiones, se socializa en el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional –CONASAN- y otros gabinetes de Gobierno.

 

 

Dentro de las acciones que la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN- ejecuta para mejorar las condiciones de vida en familias de Ixchiguán y Tajumulco, en San Marcos, como parte del proceso de resolución del conflicto por límites territoriales, finalizó el censo en 12 de comunidades que viven en riesgo de inseguridad alimentaria y nutricional, que demandan atención del Estado.

Las instrucciones giradas a la SESAN, como parte del Tren de Desarrollo, fueron coordinar la identificación de familias en riesgo de InSAN, para lo cual se realizó un reconocimiento del territorio con el apoyo del Ministerio de la Defensa, en el cual se priorizaron seis comunidades de cada municipio atendido, donde ya se había levantado la información

Jorge Chavarría, delegado de SESAN en San Marcos, dio cuenta del número total de familias identificadas para su atención. “La tarea de recolección de la información se concluyó en seis días, con apoyo del ejército de Guatemala, Comisión Presidencial de Derechos Humanos –COPREDEH- y Gobernación Departamental. Fueron identificadas un total de 677 familias en riesgo de inseguridad alimentaria y nutricional”.

Sobre el seguimiento a las acciones, Chavarría agregó: “luego del proceso de identificación de la población vulnerable, como ente coordinador, la SESAN elabora un expediente de solicitud de asistencia alimentaria para estas familias, acciones que se coordinan con el viceministerio de Seguridad Alimentaria y Nutricional –VISAN-, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, ente rector del tema”.

Durante el proceso, los colaboradores de SESAN encontraron varias casas deshabitadas, mientras que algunas familias se negaron a dar información por el temor que existe en la zona.

En su informe la SESAN recomienda para el seguimiento de estas familias, brindar asistencia alimentaria en un período no menor a tres meses, establecer acciones enfocadas a la reinserción social que garanticen la integración de las familias retornadas dentro su entorno, así como, implementar acciones que garanticen la seguridad alimentaria y nutricional de la familias.

El trabajo de coordinación se realiza en el marco del Tren de Desarrollo, presidido por el vicepresidente Jafeth Cabrera, el cual busca que diferentes ministerios y secretarías de Gobierno unan esfuerzos para combatir la pobreza y desnutrición en dichos municipios del occidente del país, para mejorar la atención en salud y la infraestructura, así como generar el desarrollo integral de las comunidades.

 

Por medio de un buen trabajo de coordinación interinstitucional, Alta Verapaz avanza de forma efectiva en el abordaje de la Estrategia Nacional para Prevenir la Desnutrición Crónica, trabajando en la sensibilización y socialización de comisiones municipales en seguridad alimentaria y nutricional -COMUSANES-, líderes locales, procesos de priorización de comunidades y asambleas comunitarias.

En Alta Verapaz se priorizó la atención y focalización de intervenciones en los 17 municipios. También se han desarrollado asambleas comunitarias para recopilar la información de niños menores de dos años de manera interinstitucional.

Dentro de las lecciones aprendidas en este proceso, que servirán de insumos para el abordaje en otros departamentos se resalta la integración y articulación de colaboradores locales de los ministerios de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Desarrollo Social; Salud Pública y Asistencia Social, Educación, así como de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia y colaboradores de las diferentes municipalidades.

Aurelia Tot, delegada departamental de SESAN en Alta Verapaz, comentó que la integración de actores es uno de los retos a superar, “aún contamos con algunos desafíos como la suma de autoridades locales a la lucha contra la desnutrición crónica para alcanzar un trabajo coordinado y de forma conjunta”.

Para junio se tiene programado continuar con el proceso de asambleas comunitarias en los municipios más extensos como Cobán con 98 comunidades y Carchá con 83, en donde los inconvenientes reportados se centran en el acceso a las comunidades.

Mario Chamalé, asesor de la comisión para la reducción de la desnutrición crónica agregó: “durante el proceso de sensibilización y fortalecimiento de capacidades de colaboradores a nivel local evidenciamos que existe un potencial grande de liderazgo de sus autoridades para coordinar el trabajo interinstitucional, tomando como principio que la estrategia para prevenir la desnutrición crónica no la puede implementar una sola institución y requiere la integración y coordinación de todos los sectores”.

De los siguientes pasos en el tema la delegada Tot, mencionó: “seguido del desarrollo de las asambleas comunitarias en la totalidad de comunidades priorizadas se programa el ingreso de la información a los sistemas correspondientes, para que esté disponible para su interpretación y uso en la toma de decisiones”.

A lo largo de este proceso los sectores involucrados han coincidido en reconocer la importancia de atender el problema de la desnutrición crónica como una prioridad de país, que debe ser atendida de manera más integrada para alcanzar los resultados de forma acelerada.

 

Página 1 de 117