Viernes, 19 Agosto 2016 15:00

[AGN] ¿Cómo un estudio proporcionará luces para enfrentar la desnutrición en Guatemala?

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Douglas Gámez

Ciudad de Guatemala, 18 ago (AGN).– El Gobierno de Guatemala recibió un estudio sobre las brechas de nutrientes durante los primeros mil días de vida de los niños, cuya información será utilizada para mejorar y asegurar el impacto de los programas nutricionales en los menores desnutridos, indicaron fuentes oficiales.

El análisis cuantificó la situación “real” de la alimentación de los niños menores de dos años en Guatemala, identificó dietas, valor nutricional, tallas y el impacto de programas estatales o de la comunidad internacional en el país, explicó Bill Barreto, representante regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“Existe una falta de micronutrientes clave dentro de este grupo de personas que, sin duda, afecta los niveles de la desnutrición crónica”, acotó Barreto.

El combate a la desnutrición crónica es uno de los principales compromisos del presidente Jimmy Morales, quien se propuso en cuatro años reducir en 10 por ciento esa enfermedad.

“Lo que buscamos es que esta evidencia sirva para la toma de decisiones en las políticas públicas que tiene que tomar el Gobierno de Guatemala”, añadió Barreto.

Además, el estudio midió la efectividad del proyecto de asistencia alimentaria “Mi Comidita”, impulsado desde 2014 por diferentes agencias de cooperación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y gobiernos cooperantes como Canadá.

“Mi Comidita” es un alimento fortificado con minerales y vitaminas, con un 8 por ciento de proteínas provenientes de la leche, elaborado de maíz, leche en polvo, azúcar, aceite de soya, potasio, entre otros, y de momento se ha distribuido en algunos municipios del occidente del país.

“Denota que en la muestra de unos 250 niños sí existe un impacto positivo en la talla durante sus primeros 24 meses de vida”, afirmó.

El análisis fue elaborado por el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), y contó con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), el PMA, la Catholic Relief Services, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), entre otros.

Germán González, titular de la Sesan, explicó la complejidad del estudio y mencionó que abarcó 3.000 hogares. “Esto nos proporciona información valiosa para desarrollar la estrategia contra la desnutrición crónica”, resaltó.

Guatemala registra hasta un 52 por ciento de desnutrición crónica en su población infantil, pero el gobierno del presidente Morales ha emprendido una estrategia integral para atacar esa enfermedad.

Link de la nota original: http://goo.gl/YpZNwV

Visto 1270 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.